Blogia
alas para volar

Bailame el agua...

Bailame el agua...

-Tú siempre esperas gestos, yo palabras... Vivimos en mundos distintos... y dentro de poco, más aún.
-No digas eso...
-Soy realista... El corazón me resbala por las tuberías de este cuarto... ya no hay forma de sacarlo.
-¿Te has vuelto poeta?
-No... lo escribiste tú, hace unos meses...
-Báilame el agua. Úntame de amor y de otras fragancias de tu jardín secreto... Sácame de quicio, hazme sufrir. Ponme a secar como un trapo mojado. Lléname de vida, líbrame de mi estigma. Llámame tonto. Olvida todo lo que haya podido decirte hasta ahora... No me arrastres, no me asustes... Vete lejos... pero no sueltes mi mano. Empecemos de nuevo. Toca mis ojos, nota la textura del calor. ¿Por cuánto te vendes? Píllate los dedos y deja que te invite a un café. Caliente claro, y sin azúcar... sin aliento...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Juanka -

Incluso cuando estás espesamente triste es rico leerte. No puedo decir que me guste más leerte cuando estás de mejor ánimo, pero si me gusta MUCHO más saber que estás mejor. Y que bueno que hayas vuelto a publicar cositas... chauuu
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres